01
04

Muchos fueron al gimnasio hasta el último día que pudieron. Otros ya habían decidido abandonar el entrenamiento en lugares cerrados, con gente, y sumarse al running en la calle. A partir de hoy, ya no se puede ni una cosa ni la otra. Salir a correr o hacer la rutina en la plaza, al aire libre, no son excepciones contempladas en la cuarentena obligatoria anunciada ayer por el coronavirus . Con el aislamiento social, obligatorio y preventivo que fue dispuesto por el gobierno nacional, un nuevo hashtag se sumó a la pelea contra el coronavirus: # Yoentrenoencasa . Las fotos y los videos ya comenzaron a circular por las redes.

Fiorella Chirkes va al gimnasio cuatro veces por semana. Iba, mejor dicho. Hasta la semana pasada, seguía con las clases de entrenamiento funcional en un centro de fitness a la vuelta de su casa. Pero desde que las clases se suspendieron y sus tres hijas dejaron de ir al colegio, ella también se confinó al encierro. «Compramos por Mercado Libre una TRX [una especie de arnés sujeto por un punto de anclaje fabricado de distintos materiales y diseñado para hacer ejercicios en suspensión, con el peso del propio cuerpo], lo colgamos en la terraza con un gancho y empecé a entrenar -cuenta Fiorella-. Tengo un aislante de bolsa de dormir que lo uso como un mat de yoga, dos pesitas y una soga. Para algunos ejercicios, si hace falta, también uso una silla y el palo de escoba para hacer sentadillas, para mantener mejor la postura».

El gimnasio al que va en Villa Urquiza, BE Functional Training Center, les manda a sus alumnos por Instagram todos los días una rutina diferente con una serie de ejercicios por repetición. Y aunque Fiorella asegura que no es lo mismo que ir a la clase y entrenar en grupo, moverse en su casa le hace bien. «También para mi salud mental. Todos estamos muy conscientes de la importancia del aislamiento social; por eso más que nunca necesito descargar un poco de energía y aflojar tensiones».

WhatsApp chat